Presión y Equilibrado

La correcta presión de tus neumáticos viene fijada por el fabricante del vehículo. Puedes encontrar esta información en el libro de mantenimiento o en una pegatina ubicada en la puerta del conductor. El equilibrado de los neumáticos es necesario para suprimir las vibraciones.

Presion

Un equilibrado correcto proporciona:

  • Mayor confort de conducción.

  • Mayor duración de los neumáticos.

  • Menor desgaste de los órganos mecánicos de unión al suelo.

Consecuencias de conducir con baja presión:

  • Incremento del consumo de combustible.

  • Rápido desgaste e irregular de los neumáticos.

  • Aumento de la temperatura del neumático.

  • Aumento del peligro de sufrir un reventón.

  • Pérdida de adherencia lateral (mayor riesgo en curvas).

  • Pérdida de capacidad direccional.

  • Aumento de la posibilidad de sufrir aquaplanning.

  • Desgaste acelerado de los laterales de la banda de rodadura.

  • Efectos negativos sobre el sistema de dirección.

Consecuencias de conducir con presión excesiva:

  • Desgaste acelerado de la parte central de la banda de rodadura.

  • Pérdida de estabilidad.

  • Pérdida de confort.

  • Menor capacidad amortiguadora del neumático.

  • Peor frenado.