Pre-ITV Mérida

Para llevar nuestro vehículo a hacerle la revisión de la ITV es necesario.

  • Llevar toda la documentación: Para poder superar la ITV deberás pagar las tasas en una entidad bancaria, ya en la ITV presentar la Tarjeta de Inspección Técnica del Vehículo y el Permiso de Circulación. Además, la estación debería comprobar que tu coche tiene seguro en vigor. En principio, lo hará conectándose a la base de datos de la DGT€ aunque es recomendable que lleves el recibo del banco para evitar problemas -por ej., si el sistema falla-.
  • Solicita cita previa en la ITV de Mérida: Puedes hacerlo a través de la web de cualquier estación de servicio o por teléfono. De este modo, evitarás esperar colas –ten en cuenta que en revisar cada vehículo se invierte, de media, 20 minutos–.
  • Antes de llevar su vehículo para pasar la Inspección técnica de vehículos (ITV) es necesario que se acerque a un taller para que le hagan una revisión general de su vehículo.

Revisión de puntos esenciales para que no nos hagan volver a pasar por las instalaciones de la ITV

  • Neumáticos. Su medida debe coincidir con la que aparece como homologada en la ficha técnica, su banda de rodadura debe tener una profundidad de más de 1,6 mm y no presentar cortes o deformaciones -por ejemplo, un ‘huevo’ en un flanco-
  • Es, con diferencia, el apartado en el que se producen más fallos, tanto leves graves. De hecho, suele ser habitual que un coche en perfecto estado mecánico no supere la ITV por sufrir defectos graves en los dispositivos de iluminación.
  • Lo ideal es acudir a la ITV con los limpiaparabrisas en buen estado y líquido en el depósito. En caso contrario, se considerará falta grave y el resultado de la inspección será desfavorable. Ojo a los chinazos en el parabrisas: Si están en el campo de visión del conductor y se han extendido –formando una grieta en el cristal–, los inspectores podrían llegar a anotarlo como defecto grave, por lo que te ´tirarían´ la ITV
  • Testigos fallos del cuadro y cinturones de seguridad
  • Rotulas de dirección
  • Guardapolvos de transmisión
  • Frenos (pastillas y discos) miramos que tus pastillas no estén gastadas y los discos estén en buen estado.
  • Retrovisores: No pasarás la ITV si no están bien sujetos o están rotos, puesto que se consideran un elemento fundamental para la seguridad.

Paragolpes y matriculas. Comprobamos que su matricula este bien anclada y que no este borrado ningún numero o letra, así como que sus paragolpes estén bien sujetos y sin fisuras o partes cortantes.